Mostrando entradas con la etiqueta TEMAS DE INTERNET. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta TEMAS DE INTERNET. Mostrar todas las entradas

sábado, 17 de mayo de 2014

TIPS PARA CUIDADOS CON EL USO DEL INTERNET



TIPS PARA CUIDADOS CON EL USO DEL INTERNET


Programas de correo electrónico (emails)

Mantener su programa de correo electrónico siempre actualizado.
No hacer click en links en el contenido del e-mail. Si se quisiera acceder a la página del link, teclee la dirección directamente en su navegador.
Desconectar las opciones que permiten abrir o ejecutar automáticamente archivos o programas adjuntos a los emails.
No abrir archivos o ejecutar programas adjuntos a los e-mails, sin antes verificarlos con un antivirus.
Desconfiar siempre de los archivos adjuntos al email, aunque hayan sido enviados por personas o instituciones conocidas. La dirección del remitente puede haber sido violada y el archivo adjunto puede ser, por ejemplo, un virus o un caballo de troya.
Hacer descargas de programas directamente del sitio web del fabricante.
Evitar usar su programa de e-mails como un navegador, deshabilitando las opciones de ejecución de Javascript y Java y el modo de visualización de e-mails en el formato HTML.


Navegadores

Mantener su navegador siempre actualizado.
Desactivar la ejecución de programas Java en la configuración de su navegador, a menos que sea estrictamente necesario.
Desactivar la ejecución de JavaScripts antes de entrar a una página desconocida y, luego, activarla al salir.
Permitir que programas ActiveX sean ejecutados en su computadora sólo cuando vinieran de sitios web conocidos y confiables.
Controlar el uso de cookies , si quiere tener mayor privacidad al navegar en internet.
Bloquear ventanas popups y permitirlas sólo para sitios webs conocidos y confiables, donde sean realmente necesarias.
Certificar la procedencia del sitio web y de la utilización de conexiones seguras al realizar transacciones vía web.
Solamente visitar web de instituciones financieras y de comercio electrónico tecleando la dirección directamente en su navegador, nunca haciendo click en un link existente en una página o en un e-mail.


Programas de mensajería instantánea

Mantener su programa de cambio de mensajes siempre actualizado.
No aceptar archivos de personas desconocidas, principalmente programas para ejecutar.
Utilizar un buen antivirus, siempre actualizado, para verificar todo y cualquier archivo o programa descargado, aunque venga de personas conocidas.
Evitar suministrar mucha información, principalmente a personas que acabaron de conocer.
No suministrar, en absolutamente ninguna ocasión, información delicada, tal como contraseñas o números de tarjetas de crédito.
Configurar el programa para ocultar su dirección IP.


Programas para compartir archivos

Mantener su programa para compartir archivos siempre actualizado y bien configurado.
Tener un buen antivirus instalado en su computadora, mantenerlo actualizado y utilizarlo para verificar cualquier archivo descargado, ya que pueden contener virus, caballos de troya, entre otros tipos de malware.
Certificarse que los archivos descargados o compartidos son libres, o sea, no violan las leyes de derechos de autor.


Compartir recursos

Tener un buen antivirus instalado en su ordenador, mantenerlo actualizado y utilizarlo para verificar cualquier archivo o programa compartido, pues ellos pueden contener virus, caballos de Troya, entre otros tipos de malware.
Definir contraseñas para los recursos compartidos, siempre y cuando sea estrictamente necesario compartir recursos de su computadora.

martes, 18 de marzo de 2014

LOS AMIGOS DE INTERNET

LOS AMIGOS DE INTERNET 

Uno de los mejores regalos que nos hace la vida son los amigos .Los encontrarás donde quieras que estés. 

Pero no todos nuestros amigos son iguales , hay unos muy particulares. 
Estos amigos especiales que nunca se han mirado a los ojos, que carecen del abrazo apretado, de una palmada en el hombro se han encontrado sin duda en un plano donde los intereses no existen, donde no hay compromiso alguno más que el de la propia voluntad . 

Se encuentran a diario porque realmente lo desean, se buscan desesperados porque necesitan saber uno del otro. Se apoyan, se ayudan, se consuelan. Conocen del otro tanto como de sí mismos: sus gustos, sus sentimientos, sus actividades diarias, sus entornos, sus familias, todo lo que tienen y lo que es mejor y por lo general no tan expuesto,  conocen sus sueños más profundos . 

Estos amigos que tal vez jamás se encuentren ni siquiera a tomar un café, se quieren y hacen de la amistad un culto. Ellos son los AMIGOS DE INTERNET, los que tenemos la suerte de tener uno o muchos de ellos sabemos lo importante  que es sentir que a pesar de todos los problemas que podamos tener o lo solos que nos podamos sentir en esta vida , ellos siempre están para alentarnos y acariciarnos el corazón con las palabras más bellas del mundo . 

A MIS AMIGOS Y AMIGAS VIRTUALES con todo mi amor y mi más profundo agradecimiento . 

* Por ayudarme a aflorar lo mejor de mí y aún cuando ven lo peor me aceptan y me quieren . 

* Por crear juntos momentos divertidos y reírnos hasta el cansancio . 

* Por consolarme en los momentos difíciles y secar mis lágrimas con tanto cariño 

* Por compartir " el tiempo " , ese pedacito de vida tan preciado e inolvidable en el cual nos hicimos " TAN GRANDES AMIGOS . "

martes, 4 de febrero de 2014

LOS JÓVENES E INTERNET

Autor: Santiago Casanova Miralles | Fuente: imision
Los jóvenes e internet
La Iglesia llama a los jóvenes a usar internet adecuadamente, a enriquecerse con él y enriquecer la vida de otros, a prepararse con responsabilidad para su futuro, a usarlo como un medio privilegiado para hacer el bien
Los jóvenes e internet
Los jóvenes e internet
No hace mucho que me encontré con el documento
“La Iglesia e Internet”, publicado por el Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales nada menos que en ¡2002! Me parece un documento imprescindible para entender la postura de la Iglesia ante la realidad de la red y de las redes sociales. Luego, es verdad, el mismo Papa Benedicto XVI, y ahora Francisco, le han dado una continuidad arrolladora a este asunto.


No voy a pararme en muchos de los puntos del documento. ¡Hay tanto que vale la pena! Pero sí quiero dedicar hoy unas líneas a su parte final, a las recomendaciones que se hacen a los dirigentes eclesiales, agentes pastorales, catequistas y educadores, padres y, finalmente, niños y jóvenes. Y en estos últimos quiero centrar mi atención.

La Iglesia es muy clara con los jóvenes y con sus formadores en cuanto a internet y a las redes sociales:“Internet pone al alcance de los jóvenes en una edad inusualmente temprana una inmensa capacidad de hacer el bien o el mal, a sí mismos y a los demás.”

La Iglesia llama a los jóvenes a usar Internet adecuadamente, a enriquecerse con él y enriquecer la vida de otros, a prepararse con responsabilidad para su futuro, a usarlo como un medio privilegiado para hacer el bien. No sólo eso: la Iglesia llama los jóvenes a ir contracorriente, ejercer la contracultura y prepararse para ser perseguidos por defender lo verdadero y lo bueno también en este medio. Muy fuerte.

Esto que la Iglesia pide no es automático. Requiere de discernimiento, educación, formación y, también, de la fuerza del Espíritu. Lo último sólo se puede pedir incesantemente en la oración y llevando un vida cristiana plena, en comunidad y participando de los sacramentos. Lo primero sólo requiere determinación y manos a la obra.

Discernimiento: Nuestros chicos y chicas deben saber discernir. Discernir lo que es bueno y lo que es malo, lo que les conviene y lo que no. Discernir qué fotos compartir, qué mensajes publicar. Discernir qué retuitear y a quién seguir. Discernir qué webs visitar. Discernir cuándo hablar y cuándo callar. Discernir su tarea concreta como cristiano en la red, su llamada particular, su misión. Discernir qué haría Jesucristo en cada situación que se les presente. Esta tarea requiere aprendizaje, escucha y silencio. Discernir requiere haber aprendido a hacerlo. Por eso necesitan nuestra ayuda. Sus educadores, padres y catequistas debemos acompañarlos, vivir cerca de ellos en su “estar” en internet y en las redes sociales. Debemos acostumbrarles y ayudarles a hacer lo mismo fuera de internet y hacer del discernimiento una constante en su vida.

Educación: Antes nuestros padres nos enseñaban a manejarnos y actuar en la calle, en el colegio, en casa… No ir con extraños, con quién no hablar, qué situaciones evitar, cómo actuar con nuestros mayores, el respeto a la autoridad… Ahora se sigue haciendo todo esto (cuando se hace) pero nadie ha afrontado la parte de la red. ¿Quién educa para estar en la red? ¿Quién enseña a niños y jóvenes cómo estar, con quién relacionarse? ¿Quién habla de la amistad en las redes y conoce a los amigos de nuestros chicos en las redes? ¿Quién enseña cómo actuar ante un ataque, cómo defender al débil, cómo levantar la mano cuando se necesita? Hay una laguna que debe ser cubierta de forma urgente. Para ello es imprescindible que padres, educadores y catequistas nos movamos en la red con soltura y entendamos sus resortes.

Formación: Internet es un lugar con una potencialidad enorme. Hay que conocerlo. No basta con estar. Hay que conocer su funcionamiento, sus reglas, las leyes que lo regulan, las implicaciones que tiene un desliz, los detalles de la privacidad, las huellas que uno deja cuando se mueve en sus rincones… Nuestros jóvenes sólo serán buenos testigos del Evangelio si son prudentes como serpientes y sencillos como palomas. No sirve la buena voluntad, la ingenuidad… Cuando un joven quiere conducir, va al autoescuela. Cuando queremos trabajar, antes pasamos por la universidad o por los planes de formación profesional. No puede ser distinto aquí. Y ya que esta formación, por ahora, no se aborda en planes de estudios en la escuela habrá que ser audaces y hacer propuestas creativas para formar a los nuestros.

Internet es tarea y misión para todos. La Iglesia nos pide que estemos y que lo hagamos como creyentes. No llega con compartir una bonita frase en Facebook o tuitear un versículo del salmo del día. No llega con querer estar. Si no sabes discernir y no estás educado o formado, no eres un cristiano útil. La red te devorará.

No podemos abandonar a los jóvenes en este duro camino. Abandonarlos sería claudicar y no seguir las directrices de la Iglesia. Como un día dijo Pablo VI, cada uno deberá responder ante Dios por sus acciones también en este medio. Tomemos nota y seamos valientes. No hay excusas.

* Santiago Casanova Miralles es miembro del staff de iMisión

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...