Mostrando entradas con la etiqueta PAPA FRANCISCO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PAPA FRANCISCO. Mostrar todas las entradas

martes, 19 de septiembre de 2017

PAPA FRANCISCO PIDE TENER COMPASIÓN CON LOS QUE SUFREN Y NO LIMITARSE A SENTIR PENA


El Papa Francisco pide tener compasión con los que sufren y no limitarse a sentir pena
 Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 19 Sep. 17 / 04:24 am (ACI).- Durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, en el Vaticano, este martes, el Papa Francisco subrayó que la compasión no es lo mismo que la pena, “la compasión te implica con el que sufre, te remueve las entrañas y te lleva a acercarte a esa persona”.

“La compasión es un sentimiento que te implica, es un sentimiento del corazón, de las entrañas, que te implica por completo. La compasión no es lo mismo que la pena, no es lo mismo que decir: ‘qué pena, pobre gente’. No, no es lo mismo”.

Por el contrario, “la compasión hace que te impliques. Es un ‘compartir con’. Eso es la compasión”. El Pontífice explicó que eso es lo que hace Jesús en el Evangelio del día, cuando camino de Naín, rodeado por una multitud que esperaba sus palabras, se encontró con el entierro de un niño. Jesús, al ver a la madre, una mujer viuda, sintió lastima, se acercó al ataúd y al tocarlo el niño resucitó.

“El Señor se implicó con aquella viuda, con aquel huérfano –observó Francisco–. Estaba rodeado por una multitud: ¿Por qué dedicarle el tiempo a aquella viuda, a aquel huérfano pudiendo hablar a toda una multitud? Podemos pensar que lo que le pasó a aquella viuda es la vida: ‘Así es la vida, son tragedias que suceden…’. ¡No! Para Él era más importante aquella viuda o aquel huérfano muerto que la multitud a la cual estaba hablando y que le seguía. ¿Por qué? Porque su corazón, sus entrañas, se habían implicado. El Señor, con su compasión, se implicó en este caso. Tenía compasión”.

La compasión también exige acercarse al que sufre: “acercarse y palpar la realidad. Tocar esa realidad. No limitarse a mirarla desde lo lejos. Primera palabra: ‘tuvo compasión’. Segunda palabra: ‘se acercó’. Después hace el milagro y no dice: ‘Hasta pronto, yo continúo mi camino’. No. Toma en brazos al muchacho, ¿y qué hace?: ‘Lo restituye a su madre’. ‘Restituir’, esa es la tercera palabra. Jesús hace el milagro para restituir, para devolver a la persona a su lugar. Y eso es lo que hizo mediante la redención. Tuvo compasión, se acercó a nosotros en su hijo, y nos restituyó a todos la dignidad de los hijos de Dios. Nos ha rehecho a todos”.

Con esta acción, Jesús incita a que sus discípulos a que hagan lo mismo, que muestren esa compasión que exige acercarse al que sufre, implicarse en su sufrimiento. “Tantas veces miramos en los telediarios o en las portadas de los periódicos las tragedias que suceden en el mundo: ‘En aquel país los niños padecen hambre, en aquel otro los niños son reclutados como soldados, en aquel otro las mujeres sufren la esclavitud, en aquel otro… ¡Cuánta calamidad! Pobre gente… ‘. Pero luego paso de página, o cambio de canal y me pongo una serie o la telenovela. Eso no es cristiano”.

“La pregunta que debo hacerme al ver todas esas tragedias –concluyó el Papa– es: ‘¿Soy capaz de tener compasión? ¿De rezar? Cuando veo todas esas cosas que me llegan a casa a través de los medios de comunicación… ¿se me remueven las entrañas?”.

Evangelio comentado por el Papa Francisco:

Lucas 7, 11-17

En aquel tiempo, iba Jesús camino de una ciudad llamada Naín, y caminaban con él sus discípulos y mucho

gentío.

Cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su

madre, que era viuda; y un gentío considerable de la ciudad la acompañaba.

Al verla el Señor, le dio lástima y le dijo:

«No llores».

Y acercándose al ataúd, lo tocó (los que lo llevaban se pararon) y dijo:

«¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!».

El muerto se incorporó y empezó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre.

Todos, sobrecogidos de temor, daban gloria a Dios, diciendo:

«Un gran Profeta ha surgido entre nosotros», y «Dios ha visitado a su pueblo».

Este hecho se divulgó por toda Judea y por toda la comarca circundante.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

PAPA FRANCISCO SE EMOCIONA CON PUEBLO COLOMBIANO


El Papa se emociona con Colombia: Un pueblo con futuro orgulloso de sus hijos
Por Miguel Pérez Pichel
 Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa




VATICANO, 13 Sep. 17 / 03:30 am (ACI).- El Papa Francisco hizo balance de su reciente viaje apostólico a Colombia en la Audiencia General, en el Vaticano, y emocionado recordó cómo a su paso por las calles de Colombia los padres levantaban con orgullo a sus hijos para que los bendijera. “Yo pensé: ‘Un pueblo que es capaz de mostrar a sus hijos con orgullo es un pueblo con futuro’”.

“Eso me gustó mucho”, aseguró. “Mostraban a sus hijos como diciendo: ‘Este es nuestro orgullo, nuestra esperanza”. El pueblo colombiano “es un pueblo alegre, con mucho sufrimiento, pero con esperanza”.

En su catequesis, el Papa, con la cara todavía magullada como consecuencia del incidente que sufrió en el vehículo en el que hacía los traslados en Colombia, señaló que “en este viaje he sentido la continuidad con los dos Papas que antes que yo han visitado Colombia: el Beato Pablo VI en 1968, y San Juan Pablo II en 1986. Una continuidad fuertemente animada por el Espíritu, que guía los pasos del pueblo de Dios sobre el camino de la historia”.

Francisco destacó los esfuerzos del pueblo colombiano para lograr la reconciliación y destacó que “con mi visita he querido bendecir los esfuerzos de ese pueblo, confirmarlo en la fe y en la esperanza, y recibir su testimonio que supone una riqueza para mi ministerio y para toda la Iglesia”.

“Colombia, como la mayor parte de los países latinoamericanos –señaló–, es un país en el que existen unas fortísimas raíces cristianas. Y si este hecho hace todavía más agudo el dolor por la tragedia que la guerra ha causado, al mismo tiempo constituye la garantía de la paz, la base firme para su reconstrucción, el sustento de su invencible esperanza”.

“Es evidente que el maligno ha querido dividir al pueblo para destruir la obra de Dios, pero también es evidente que el amor de Cristo, su infinita Misericordia, es más fuerte que el pecado y que la muerte”.

El Pontífice destacó el deseo de vida y de paz en el corazón de la nación colombiana: “Lo he podido ver en los ojos de miles y miles de niños, muchachos y jóvenes que han llenado la plaza de Bogotá y que he encontrado por todas partes”.

Asimismo, también renovó su “apoyo pastoral” a los Obispos del país, “para su misión al servicio de la Iglesia, sacramento de Cristo nuestra paz y nuestra esperanza”.

El Pontífice repasó algunos de los momentos principales de su viaje. De forma especial, el Santo Padre recordó la jornada dedicada a la reconciliación en Villavicencio, “momento culminante de todo el viaje”.

El Papa destacó la beatificación de los mártires Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, Obispo, y de Pedro María Ramírez Ramos, sacerdote. “La beatificación de esos dos mártires recordó plásticamente que la paz se sustenta también, quizás sobre todo, en la sangre de tantos testigos del amor, de la verdad, de la justicia, y también en los verdaderos mártires asesinados por la fe, como los dos citados”.

“Escuchar sus biografías ha sido conmovedor hasta las lágrimas: lágrimas de dolor y, al mismo tiempo, de alegría. Delante de sus reliquias y delante de sus rostros, el santo pueblo fiel de Dios ha sentido la fuerza de su santidad, con dolor, pensando en tantas, demasiadas, víctimas, y con alegría, por la misericordia de Dios”.

Francisco también destacó la impresión que le produjo celebrar la Misa ante el Cristo de Bocayá, “sin brazos y sin piernas, mutilado como su pueblo”.

En Medellín, “el tema era la vida cristiana como discipulado: la vocación y la misión. Cuando los cristianos se empeñan a fondo en el camino de Jesucristo, se vuelven verdaderamente sal, luz y levadura en el mundo, y los frutos se vuelven abundantes”.

Uno de estos frutos “son los ‘Hogares’, las casas donde niños y jóvenes heridos de la vida pueden encontrar una nueva familia donde son amados, escuchados, protegidos y acompañados. Y otros frutos abundantes: son las vocaciones a la vida sacerdotal y consagrada que he podido bendecir y animar con alegría en un inolvidable encuentro con los consagrados y con sus familiares”.

“Y, finalmente, en Cartagena, la ciudad de San Pedro Claver, apóstol de los esclavos, el foco se situó sobre la promoción de la persona humana y de sus derechos fundamentales. San Pedro Claver, como más recientemente Santa María Bernarda Bütler, dio la vida por los más pobres y marginados, y así han mostrado la vida de la verdadera revolución, la evangélica, no la ideológica, que libera verdaderamente a la persona y a la sociedad de la esclavitud de ayer y, sobre todo, también de la de hoy”.

“En este caso, ‘dar el primer paso’, el lema del viaje, significa acercarse, inclinarse, tocar la carne del hermano herido y abandonado”, concluyó.

miércoles, 10 de mayo de 2017

PAPA FRANCISCO EXPLICA LA CLAVE PARA LLEVAR UNA AUTÉNTICA VIDA CRISTIANA


El Papa Francisco explica la clave para llevar una auténtica vida cristiana
Por Miguel Pérez Pichel
 Foto: L'Osservatore Romano






VATICANO, 09 May. 17 / 05:01 am (ACI).- En la Misa matutina de este martes celebrada en la Casa Santa Marta, en el Vaticano, el Papa Francisco pidió a los presentes recibir “con docilidad” al Espíritu Santo, a “no oponerle resistencia” para así llevar una auténtica vida cristiana.

Si en los días pasados, el Papa comentó las lecturas que hacían referencia a la resistencia al Espíritu Santo, en esta ocasión habló de lo contrario, de la “docilidad al Espíritu Santo”. Francisco explicó que tras la muerte de San Esteban se desató una gran persecución contra los cristianos en Jerusalén.


Entonces, los discípulos laicos se dispersaron por distintos lugares y comenzaron a anunciar el Evangelio “a los paganos” dejándose llevar por lo que el Espíritu les sugería: “eran dóciles”, observó el Pontífice.

También citó la Carta del Apóstol Santiago para resaltar cómo enfatizaba a “acoger con docilidad la Palabra”. Para conseguirlo, es necesario “permanecer abiertos, sin rigideces” para “conocer a Jesús”.

En este sentido, alentó a familiarizarse con el Evangelio: “Llevar siempre con nosotros la Palabra, leerla, abrir el corazón a ella, abrir el corazón al Espíritu que es aquel que nos hace entenderla”.

“El fruto de este recibir y conocer la Palabra, de llevarla con nosotros, de esta familiaridad con la Palabra, es un fruto grande. La actitud de una persona que hace esto es bondad, alegría, paz, perdón, perdón de uno mismo, ternura”.

Para el Papa Francisco, en eso consiste la docilidad al Espíritu Santo. “Debo recibir el Espíritu que me lleva a la Palabra con docilidad, y esta docilidad, no poner resistencia al Espíritu, me llevará a un estilo de vida, a un determinado modo de actuar”.

“Recibir con docilidad, la Palabra, conocer la Palabra y pedir al Espíritu la gracia de hacerla conocer y después ofrecer el espacio necesario para que germine y crezca en aquellas actitudes de bondad, ternura, generosidad, paz, caridad y perdón: todo eso es lo que caracteriza el estilo cristiano” de vida.

El Obispo de Roma finalizó la homilía insistiendo en la idea de que hay que mostrarse dóciles al Espíritu para que realmente pueda actuar en las almas de los hombres: “Es el espíritu el que nos guía para que no erremos. Debemos acogerle con docilidad, conocer el Espíritu en la Palabra y vivir según el Espíritu”.

Esta actitud “es la contraria a la resistencia que Esteban echa en cara a los jefes, a los doctores de la Ley: ‘Vosotros siempre os habéis resistido al Espíritu Santo’. ¿Nos resistimos también nosotros al Espíritu? ¿O lo acogemos? Con docilidad: esta es la palabra de Santiago. ‘Acogerlo con docilidad’. Resistencia contra docilidad. Pidamos esa gracia”, concluyó Francisco.

Lectura comentada por el Papa Francisco:

Juan 10:22-30

22 Se celebró por entonces en Jerusalén la fiesta de la Dedicación. Era invierno.

23 Jesús se paseaba por el Templo, en el pórtico de Salomón.

24 Le rodearon los judíos, y le decían: «¿Hasta cuándo vas tenernos en vilo? Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente.»

25 Jesús les respondió: «Ya os lo he dicho, pero no me creéis. Las obras que hago en nombre de mi Padre son las que dan testimonio de mí;

26 pero vosotros no creéis porque no sois de mis ovejas.

27 Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas mi siguen.

28 Yo les doy vida eterna y no perecerán jamás, y nadie las arrebatará de mi mano.

29 El Padre, que me las ha dado, es más grande que todos, y nadie puede arrebatar nada de la mano del Padre.

30 Yo y el Padre somos uno.»

martes, 11 de abril de 2017

PAPA FRANCISCO CONFIRMA SU VIAJE A EGIPTO 28 Y 29 DE ABRIL 2017


Papa Francisco confirma su viaje a Egipto tras atentados de ISIS contra cristianos
 Foto: Lucía Ballester (ACI Prensa)



VATICANO, 10 Abr. 17 / 09:34 am (ACI).- Los superiores generales franciscanos, que fueron recibidos esta mañana por el Papa Francisco en el Vaticano, señalaron que el Santo Padre confirmó “con gran firmeza” su viaje a Egipto que se realizará los días 28 y 29 de abril.

Los superiores dieron a conocer esta información luego que el 9 de abril, Domingo de Ramos, el Estado Islámico perpetrara dos atentados en Egipto contra cristianos en los que murieron al menos 44 personas.


El P. Marco Tasca, Ministro General de la Orden Franciscana de los Frailes Menores Conventuales, dijo a Radio Vaticana que “el Papa está muy informado y ha confirmado con gran firmeza su viaje a Egipto”.

El Santo Padre, continuó el P. Tasca, “nos ha contado de la partida hoy del Cardenal Koch para preparar un poco el terreno y los discursos que se harán. Entonces el Papa no se cierra ante aquello que ha sucedido, pero con gran firmeza y convicción parte a Egipto para confirmar y ayudar el diálogo y la comunión de la vida cristiana”.  

Por su parte, el P. Michael Perry, Ministro General de la Orden Franciscana de los Frailes Menores, explicó que el encuentro con el Pontífice duró “más o menos 35 minutos. Hemos hablado de su visita a Egipto y del hecho que dentro de poco celebraremos los 800 años de la visita de San Francisco a Damietta, en Egipto, donde se encontró con el sultán Malik al-Kamil, como un paso hacia el diálogo con los musulmanes”.

“Hemos hablado también de Aleppo: Hice una visita a Siria y he vuelto hace dos días. Estuve en Aleppo, Damasco y Latakia, donde he encontrado a los frailes menores allí con los cristianos. Todos querían  agradecer al Papa Francisco por su atención a su situación de crisis y también por el dinero que ha enviado recientemente”.

En marzo el Santo Padre envió 100 mil dólares a Aleppo para ayudar a los más afectados por la guerra en esa ciudad siria.

“Nos ha pedido siempre sostener en la oración a todos por todas estas situaciones devastadoras”, agregó.

lunes, 10 de abril de 2017

PAPA FRANCISCO: DEBEREMOS RESPONDER A DIOS POR NUESTROS ACTOS EN BIOTECNOLOGÍA


Papa Francisco: de nuestros actos en biotecnología “deberemos responder ante Dios”
Por Miguel Pérez Pichel




VATICANO, 10 Abr. 17 / 05:00 am (ACI).- El Papa Francisco recordó a los científicos la necesidad de actuar con responsabilidad cuando se investiga en biotecnología. “El principio de responsabilidad es una función imprescindible de la acción humana. De nuestros actos y omisiones deberemos responder delante de nosotros mismos, delante de los demás y, finalmente, delante de Dios”, recordó.

En un discurso que pronunció ante miembros del Comité Nacional para la Bioseguridad, la Biotecnología y las Ciencias de la Vida, a los que recibió en audiencia en el Palacio Apostólico del Vaticano, el Santo Padre señaló que “la tecnología, aún más que la ciencia, pone en manos del hombre un poder enorme y creciente”.

Se trata de un poder que entraña riesgos, el más grave de los cuales es que “los ciudadanos, y a veces también aquellos que les representan y que les gobiernan, no adviertan plenamente la seriedad del desafío que presenta ese poder, la complejidad de los problemas que deben resolverse y el peligro de usar mal la potencia que la ciencia y la tecnología de la vida ponen en nuestras manos”.

Ese riesgo se incrementa cuando entran en juego los intereses económicos. “Cuando la interacción entre el poder tecnológico y el poder económico se hacen más estrechos, entonces los intereses pueden condicionar los estilos de vida y las orientaciones sociales en la dirección del beneficio de ciertos grupos industriales y comerciales, en detrimento de las poblaciones y de las naciones más pobres”.

“No es fácil conseguir una composición armoniosa entre las diferentes instancias científicas, productivas, éticas, sociales, económicas y políticas, promoviendo un desarrollo sostenible que respete la ‘casa común’”.

“Esta composición armoniosa –continuó el Pontífice– requiere humildad, valentía y apertura a confrontar entre las diferentes posiciones, en la certeza de que el testimonio que los hombres de ciencia dan de la verdad y del bien común, contribuyen a la maduración de la conciencia civil”.

En este sentido, Francisco advirtió que “la ciencia y la tecnología están hechas para el hombre y para el mundo, no el hombre y el mundo para la ciencia y la tecnología.”

Por ello, el Papa subrayó ante los presentes que “vuestra tarea no solo es promover el desarrollo armónico e integrado en la investigación científica y tecnológica que se preocupa por los procesos biológicos de la vida vegetal, animal y humana; a vosotros también se os pide predecir y prevenir las consecuencias negativas que puedan provocar un uso distorsionado de los conocimientos y habilidades de manipulación de la vida”, concluyó.

domingo, 9 de abril de 2017

PAPA FRANCISCO: JESÚS NO ES UN PROFETA NEW AGE SINO EL MESÍAS VERDADERO


El Papa en Domingo de Ramos: Jesús no es un profeta “new age” sino el Mesías verdadero
Por Miguel Pérez Pichel
 Foto: Daniel Ibáñez (ACI Prensa)




VATICANO, 09 Abr. 17 / 04:42 am (ACI).- En este Domingo de Ramos, o Domingo de Pasión, el Papa Francisco alentó a los fieles a llevar la cruz con paciencia y no rechazarla, y recordó que Jesús “no es un iluso que siembra falsas ilusiones” o “un profeta ‘new age’” que vende humo; sino el Mesías verdadero.

“Para seguir fielmente a Jesús, pedimos la gracia de hacerlo no de palabra sino con los hechos, y de llevar nuestra cruz con paciencia, de no rechazarla, ni deshacerse de ella, sino que, mirándolo a Él, aceptémosla y llevémosla día a día”.

En la Misa celebrada en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el Pontífice recordó que Jesús “nunca prometió honores y triunfos. Los Evangelios son muy claros. Siempre advirtió a sus amigos que el camino era ese, y que la victoria final pasaría a través de la pasión y de la cruz”. “Él lo dijo claramente a sus discípulos: ‘Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga’”.

La Celebración comenzó con la entrada en procesión, portando ramos y palmas, en la Plaza de San Pedro.

Tras la procesión, el Papa procedió a bendecir los ramos. Se recuerda así la acogida que el pueblo de Jerusalén otorgó a Jesucristo cuando realizó su entrada triunfal en la ciudad santa. En aquella ocasión, una multitud recibió al Señor portando hojas de palma y aclamándole al grito de “Hossana”, grito de júbilo de profundo significado mesiánico.


Antes de comenzar la procesión, se leyó el fragmento del Evangelio de San Mateo en el que se narra la entrada de Jesús en Jerusalén desde el Monte de los Olivos sobre una borrica que nadie había montado nunca. El Pontífice destacó “el entusiasmo de los discípulos, que acompañan al Maestro con aclamaciones festivas”.

“Podemos imaginarnos con razón cómo los muchachos y jóvenes de la ciudad se dejaron contagiar de este ambiente, uniéndose al cortejo con sus gritos. Jesús mismo ve en esta alegre bienvenida una fuerza irresistible querida por Dios, y a los fariseos escandalizados les responde: ‘Os digo que, si estos callan, gritarán las piedras’”.

El Obispo de Roma señaló que “esta celebración tiene como un doble sabor, dulce y amargo, es alegre y dolorosa, porque en ella celebramos la entrada del Señor en Jerusalén, aclamado por sus discípulos como rey, al mismo tiempo que se proclama solemnemente el relato del evangelio sobre su pasión”.

“Por eso nuestro corazón siente ese doloroso contraste y experimenta en cierta medida lo que Jesús sintió en su corazón en ese día, el día en que se regocijó con sus amigos y lloró sobre Jerusalén”.

Francisco insistió en que Jesús “no es un iluso que siembra falsas ilusiones, un profeta ‘new age’, un vendedor de humo, todo lo contrario: es un Mesías bien definido, con la fisonomía concreta del siervo, el siervo de Dios y del hombre que va a la pasión; es el gran Paciente del dolor humano”.

“Al mismo tiempo que también nosotros festejamos a nuestro Rey –continuó el Santo Padre–, pensamos en el sufrimiento que Él tendrá que sufrir en esta Semana. Pensamos en las calumnias, los ultrajes, los engaños, las traiciones, el abandono, el juicio inicuo, los golpes, los azotes, la corona de espinas..., y en definitiva al via crucis, hasta la crucifixión”.


En este sentido, el Papa explicó que Jesús “no nos pide que lo contemplemos sólo en los cuadros o en las fotografías, o incluso en los vídeos que circulan por la red. No. Él está presente en muchos de nuestros hermanos y hermanas que hoy, hoy sufren como Él, sufren a causa de un trabajo esclavo, sufren por los dramas familiares, por las enfermedades... Sufren a causa de la guerra y el terrorismo, por culpa de los intereses que mueven las armas y dañan con ellas”.

“Hombres y mujeres engañados, pisoteados en su dignidad, descartados.... Jesús está en ellos, en cada uno de ellos, y con ese rostro desfigurado, con esa voz rota pide que se le mire, que se le reconozca, que se le ame”.

El Papa invitó a reflexionar sobre ese Jesús en la cruz, el mismo Jesús que unos días antes había entrado triunfante en Jerusalén. “No es otro Jesús: es el mismo que entró en Jerusalén en medio de un ondear de ramos de palmas y de olivos. Es el mismo que fue clavado en la cruz y murió entre dos malhechores. No tenemos otro Señor fuera de Él: Jesús, humilde Rey de justicia, de misericordia y de paz”.

Finalmente, el Papa Francisco hizo una referencia a la Jornada Mundial de la Juventud que se celebra este fin de semana a nivel diocesano.


martes, 4 de abril de 2017

PAPA FRANCISCO: NADIE ESTÁ EXCLUIDO DE APORTAR AL BIEN COMÚN


El Papa por 50 años de Populorum Progressio: Nadie está excluido de aportar al bien común
Por Miguel Pérez Pichel
Foto: Bohumil Petrick (ACI Prensa)






VATICANO, 04 Abr. 17 / 05:40 am (ACI).- El bien común, la paz, el desarrollo y la integración entre los pueblos exigen la implicación y el compromiso de cada persona, indicó el Papa Francisco en un discurso pronunciado ante los participantes del encuentro organizado por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano integral con motivo del 50 aniversario de la encíclica “Populorum progressio” del Beato Pablo VI.

El Pontífice resaltó que fue Pablo VI “quien precisó en detalle en aquella encíclica el significado de ‘desarrollo integral’, y fue él quien propuso aquella sintética y afortunada fórmula: ‘desarrollo de cada hombre y de todo hombre’”.

Francisco se preguntó: “¿Qué quiere decir, hoy y en el futuro próximo, la expresión ‘desarrollo integral’, es decir, el desarrollo de cada hombre y de todo hombre?”.

De la respuesta a esta pregunta, señaló, se pueden deducir algunas directrices para la acción del Dicasterio. En concreto, destacó cuatro directrices.

Desarrollo humano integral consiste en “integrar a los diversos pueblos de la tierra. El deber de solidaridad nos obliga a buscar la modalidad justa de cooperación, para que no se produzca esa dramática desigualdad entre el que tiene mucho y el que no tiene nada, entre el que descarta y el descartado".

"Soilo el camino de la integración entre los pueblos permite a la humanidad alcanzar un futuro de paz y de esperanza”.

En segundo lugar, “se trata de ofrecer modelos practicables de integración social. Todos tenemos una contribución que ofrecer al conjunto de la sociedad. Todos tenemos una peculiaridad que puede ser de ayuda para facilitar el que podamos vivir juntos. Nadie está excluido de aportar algo al bien común. Esto es, al mismo tiempo, un derecho y un deber”.

Por otro lado, la tercera directriz señalada por Francisco consiste en “integrar en el desarrollo todos aquellos elementos que lo hacen realidad”.

Los diferentes elementos que articulan la sociedad, la economía, las finanzas, el trabajo, la cultura, la vida familiar, la religión, son, cada uno de ellos en su especificidad, “un elemento irrenunciable de ese crecimiento. Ninguno de ellos puede absolutizarse ni tampoco excluirse de una concienciación del desarrollo humano integral, que tenga en cuenta que la vida humana es como una orquesta que suena bien si los diferentes instrumentos se coordinan y siguen una partitura compartida por todos”.

Por último, se trata también “de integrar la dimensión individual y la comunitaria. Es innegable que somos hijos de una cultura, al menos en el mundo occidental, que ha destacado al individuo hasta hacerlo como una isla, como si se pudiera ser feliz estando solo”.

“Por otra parte, no faltan visiones ideológicas y poderes políticos que han machacado a la persona, que la han masificado y privado de esa libertad, sin la cual, el hombre no puede ser hombre".

"En dicha masificación están interesados también los poderes económicos que quieren explotar la globalización en vez de favorecer una mayor cooperación entre los hombres, simplemente por imponer un mercado global en el que ellos son los que fijan las reglas y cosechan los beneficios”, dijo el Papa.

“El ‘yo’ y la comunidad no tienen por qué competir entre ellos”, “la comunidad es generador cuando lo somos todos y, de forma singular, cada uno de sus componentes”. “Esto tiene incluso más valor en el contexto de la familia, que es la primera célula de la sociedad, y en la cual aprendemos a vivir juntos”.

El Papa Francisco puso de ejemplo a Jesucristo como ejemplo de la acción de la Iglesia en el ámbito del desarrollo integral. “Dios se dio a conocer plenamente en Jesucristo. En Él, Dios y el hombre no se pueden dividir y separar el uno del otro. Dios se hizo hombre para hacer de la vida humana, tanto personal como social, una vía concreta de salvación”.

“De esa forma, la manifestación de Dios en Cristo indica el camino y la modalidad del servicio que la Iglesia quiere ofrecer al mundo. Bajo esa luz se puede entender lo que significa un desarrollo integral”.

“En este mismo sentido –concluyó–, el concepto de persona, nacido y madurado en el cristianismo, ayuda a perseguir un desarrollo plenamente humano”.

lunes, 3 de abril de 2017

PAPA FRANCISCO: TODOS SOMOS PECADORES Y PODEMOS CAER EN LA CORRUPCIÓN


Papa Francisco: “Todos somos pecadores y podemos caer en la corrupción”
Por Miguel Pérez Pichel
 Foto: L'Osservatore Romano





VATICANO, 03 Abr. 17 / 05:05 am (ACI).- En la homilía pronunciada en la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco recordó que “todos somos pecadores” y que debemos evitar caer en la corrupción a la que nos lleva el pecado.

“La única que no tiene pecado es la Virgen, señaló el Santo Padre, que comentó el fragmento del Evangelio de San Juan en el que los escribas y fariseos llevan ante Él a una mujer acusada de adulterio a la que querían lapidar. Pero Jesús le salva la vida y le perdona los pecados. También comentó el fragmento del libro de Daniel en el que los ancianos y jueces del pueblo condenaron a muerte a Susana acusándola falsamente de adulterio.

“Siempre ha habido en el mundo jueces corruptos. También hoy en todas las partes del mundo los hay”, lamentó. Ahora bien: “¿Por qué surge la corrupción en una persona?”, se preguntó.

El Pontífice explicó que una cosa es el pecado y otra la corrupción a la que nos lleva el pecado. Porque la actitud del pecador puede ser la de decir: “Yo he pecado, he sido infiel a Dios, pero luego trato de no hacerlo más, o busco reconciliarme con el Señor, o al menos sé que no está bien lo que hago”. Pero la corrupción se produce “cuando el pecado entra en tu conciencia y no deja espacio ni para el aire”.

En el caso de los escribas y fariseos que llevan a la mujer adúltera ante Jesús, “Jesús les responde con pocas palabras. Dice: ‘El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra’. Y a la pecadora le dice: ‘Yo no te condeno. No peques más’”.

“Esta es la plenitud de la ley, no aquella de los escribas y de los fariseos que habían corrompido su mente haciendo tantas leyes, tantas leyes sin dejar espacio a la misericordia. Jesús es la plenitud de la ley, y Jesús juzga con misericordia”.

“También nosotros –concluyó el Papa Francisco– juzgamos en el corazón a los demás. ¿Estamos corrompidos? ¿O aun no? Vamos a detenernos y a mirar a Jesús, que siempre juzga con misericordia: ‘Tampoco yo te condeno. Vete en paz y no peques más’”.

Evangelio comentado por el Papa Francisco:

1 Mas Jesús se fue al monte de los Olivos.

2 Pero de madrugada se presentó otra vez en el Templo, y todo el pueblo acudía a él. Entonces se sentó y se puso a enseñarles.

3 Los escribas y fariseos le llevan una mujer sorprendida en adulterio, la ponen en medio

4 y le dicen: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio.

5 Moisés nos mandó en la Ley apedrear a estas mujeres. ¿Tú qué dices?»

6 Esto lo decían para tentarle, para tener de qué acuasarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra.

7 Pero, como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra.»

8 E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra.

9 Ellos, al oír estas palabras, se iban retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio.

10 Incorporándose Jesús le dijo: «Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?»

11 Ella respondió: «Nadie, Señor.» Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más.»

sábado, 1 de abril de 2017

VOCERO DEL VATICANO DESMIENTE VIAJE DEL PAPA FRANCISCO A ARGENTINA EN 2018


Vocero del Vaticano desmiente viaje del Papa Francisco a Argentina en 2018
 Foto Lucía Ballester (ACI Prensa)







VATICANO, 31 Mar. 17 / 09:39 am (ACI).- El Director de la Sala de Prensa del Vaticano, Greg Burke, desmintió que se esté preparando un viaje del Papa Francisco a Argentina en el año 2018.

Así lo indicó Burke en declaraciones a la agencia Télam al ser consultado por el tema luego que el periodista Francisco Olivera afirmara que “el Papa quiere venir y el Gobierno quiere que venga", según informó el diario argentino La Nación. Olivera aseguró que la fecha de la visita elegida era el 18 de marzo de 2018.

En la misma nota, se informó que uno de los impedimentos para el viaje sería “un informe de los Servicios de Inteligencia del Vaticano indica que la Argentina, después de Sudán del Sur, es el segundo foco más peligroso del mundo de ataques de Estado Islámico contra el Papa”.

Al respecto, Greg Burke dijo a Télam: "Desmiento rotundamente. Tanto el supuesto viaje como los comentarios referentes a la seguridad, que no tienen fundamento alguno".

El próximo viaje del Papa Francisco está previsto para este domingo 2 de abril a la localidad italiana de Carpi en la provincia de Módena. Viajará a Egipto el 28 y 29 de abril.

El 12 y 13 de mayo el Santo Padre estará en Fátima, Portugal, por los 100 años de las apariciones de la Virgen María en la Cova de Iría. El siguiente destino del Pontífice será Colombia del 6 al 11 de septiembre.

Francisco también ha dejado abierta la posibilidad de visitar India, Bangladesh y Sudán del Sur, pero el Vaticano aún no ha confirmado estos viajes.

miércoles, 29 de marzo de 2017

PAPA FRANCISCO PIDE A LA ONU ACABAR CON LAS ARMAS NUCLEARES Y CONSTRUIR LA PAZ


Papa Francisco pide a la ONU acabar con las armas nucleares y construir la paz
Foto: Lucía Ballester / ACI Prensa






VATICANO, 28 Mar. 17 / 08:25 am (ACI).- “El objetivo final de eliminar totalmente las armas nucleares es un desafío y un imperativo moral y humanitario”. Es lo que escribe el Papa Francisco en un Mensaje a la “Conferencia de la ONU para negociar un instrumento jurídicamente vinculante sobre la prohibición de las armas nucleares, que conduzca a su total eliminación”, que se desarrolla en Nueva York hasta el 31 de marzo.

“Una ética y un derecho basados en la amenaza de la destrucción recíproca –y potencialmente de toda la humanidad– son contradictorios con el espíritu mismo de las Naciones Unidas”, por lo que “debemos comprometernos en un mundo sin armas nucleares, aplicando plenamente el Tratado de no proliferación, en el papel y en el espíritu”, afirma el Papa.

Francisco también escribe que si “se toman en consideración las principales amenazas a la paz y a la seguridad con sus múltiples dimensiones en este mundo multipolar del siglo XXI, como por ejemplo el terrorismo, los conflictos asimétricos, la seguridad informática, las problemáticas ambientales y la pobreza, no pocas dudas emergen sobre lo inadecuado de las armas nucleares para responder eficazmente a tales desafíos”.  

El Papa también menciona su preocupación por las “catastróficas consecuencias humanitarias y ambientales que derivan de cualquiera de las armas nucleares con devastadores efectos indiscriminados e incontrolables en el tiempo y en el espacio”.

Por otro lado, pide preguntarse “cómo de sostenible es un equilibrio basado en el miedo, cuando se tiende a aumentar el miedo y a minar las relaciones de confianza entre los pueblos”.

“La paz debe ser construida en la justicia, sobre el desarrollo humano integral, sobre el respeto de los derechos fundamentales, sobre la custodia de la creación, sobre la participación de todos en la vida pública, sobre la fidelidad entre los pueblos”.

domingo, 26 de marzo de 2017

PAPA FRACISCO: CUANDO LOS PADRES SE SEPARAN, LA CUENTA LA PAGAN LOS HIJOS


Papa Francisco: Cuando los padres se separan, la cuenta “la pagan” los hijos
Por Walter Sánchez Silva
Foto: L'Osservatore Romano





MILÁN, 25 Mar. 17 / 01:59 pm (ACI).- El Papa Francisco alentó a los padres de familia a recuperar el hábito de jugar con sus hijos, de “perder” el tiempo con ellos e hizo una exhortación a no pelear frente a ellos porque eso les produce una serie de consecuencias muy negativas.

Así lo indicó el Santo Padre en el encuentro que sostuvo esta tarde en Milán, ante unos 45 mil confirmandos, acompañados de sus padres, padrinos y catequistas, que llenaron el estadio de San Siro.

El Santo Padre dijo luego, que “los niños nos ven y no se imaginan la angustia del niño cuando los padres se pelean, ellos sufren. Y cuando los padres se separan, la cuenta la pagan ellos”.

“Cuando se trae un hijo al mundo, deben tener consciencia de esto. Nosotros, tomamos la responsabilidad de hacer crecer en la fe a este niño”, agregó.

“Los ayudará mucho leer la exhortación Amoris Laetitia, sobre todo los primeros capítulos, el cuarto capítulo que es clave. No se olviden, cuando ustedes pelean, los niños sufren y no crecen en la fe”.

Los niños, continuó el Papa, “conocen nuestras alegrías, nuestras tristezas y preocupaciones. Logran captar todo y, dado que son muy intuitivos, sacan sus conclusiones y sus enseñanzas”.

“Saben cuándo hacemos trampa y cuándo no. Lo saben. Por ello, una de las primeras cosas que les diré es: cuídenlos, cuiden sus corazones, su alegría y su esperanza. Los ‘ojitos’ de vuestros hijos memorizan y leen con el corazón”.

El Pontífice exhortó también a mostrar a los niños que “la fe nos ayuda a seguir adelante, a afrontar tantos dramas que tenemos, no con una actitud pesimista sino confiada. Este es el mejor testimonio que podemos darles. Es un modo de decir ‘las palabras se las lleva el viento’, pero lo que se siembra en la memoria, en el corazón, permanece para siempre”.

El Papa también exhortó a las familias a ir juntos a Misa y luego a una plaza o un parque a jugar juntos, acompañados de otras familias. “Esto es bello y ayuda a vivir el mandamiento de santificar las fiestas. Vayan a la iglesia a rezar y no a dormir en la homilía”, pidió Francisco.

En la actualidad, lamentó el Pontífice, “muchos padres deben trabajar en días festivos para darles de comer a sus familias” y “siempre pregunto a los padres, cuando me dicen que pierden la paciencia con los hijos, pregunto ‘¿cuántos son, tres o cuatro?’ Y hago una segunda pregunta. ‘¿Tú juegas con tus hijos?’ Y no saben qué cosa responder. Los padres de este tiempo no pueden jugar o han perdido el hábito de jugar con los hijos, de perder el tiempo con los hijos”.

El Papa exhortó luego a educar en la solidaridad, “con las obras de misericordia”.

“Estas obras hacen crecer en la fe. Esto es muy importante. Me gusta poner el acento en la fiesta, en la gratuidad, en buscar a otras familias que viven la fe como un espacio de disfrute familiar, creo que es necesario también agregar otro elemento. No hay fiesta sin solidaridad, así como no hay solidaridad sin fiesta. Porque cuando uno es solidario, es alegre y transmite esa alegría”.

miércoles, 22 de marzo de 2017

PAPA FRANCISCO INVITA A JORNADA 24 HORAS POR EL SEÑOR PARA EXPERIMENTAR LA MISERICORDIA


Papa Francisco invita a Jornada “24 horas por el Señor” para experimentar la misericordia
 Foto: Lucía Ballester / ACI Prensa





VATICANO, 22 Mar. 17 / 07:25 am (ACI).- Durante la Audiencia General del miércoles, el Papa Francisco invitó a participar en la jornada “24 horas por el Señor” para “redescubrir” la confesión.

Luego de los saludos en diversos idiomas, el Pontífice dijo: “invito a todas las comunidades a vivir con fe la cita del 23 y 24 de marzo, para redescubrir el sacramento de la reconciliación: “24 horas para el Señor”.

“Anhelo, que también este año, este momento privilegiado de gracia del camino cuaresmal se viva en tantas iglesias del mundo para experimentar el encuentro alegre con la misericordia del Padre, que a todos acoge y perdona”.

Esta iniciativa está organizada por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización bajo el lema “Quiero misericordia”. Las parroquias de todo el mundo que se acojan a ella organizarán vigilias de oración, Adoración al Santísimo y todos los fieles que lo deseen podrán acudir al Sacramento de la Reconciliación.

martes, 21 de marzo de 2017

PAPA FRANCISCO NARRA LA HISTORIA DEL MENDIGO QUE CONFESÓ A SAN JUAN PABLO II


El Papa Francisco narra la historia del mendigo que confesó a San Juan Pablo II
Fotos: Daniel Ibáñez (ACI Prensa) - L'Osservatore Romano




VATICANO, 20 Mar. 17 / 04:30 pm (ACI).- El Papa Francisco narró en una reciente entrevista una de las anécdotas más entrañables de la vida de San Juan Pablo II y alentó a los fieles a tener gestos de cercanía con las personas sin hogar.

La historia, que se encuentra desde hace años en diversos sitios web, tiene como protagonistas a San Juan Pablo II y a un mendigo que vivía en la ciudad de Roma. Francisco la narró durante la entrevista que concedió a fines de febrero al semanario “Scarp de’ tenis”, elaborado por personas en situación de exclusión social de Milán y distribuido directamente
en sus calles.

“En el Vaticano -relató- es famosa la historia de una persona sin hogar, de origen polaco, que normalmente se quedaba en la Plaza del Risorgimento de Roma. No hablaba con nadie, ni siquiera con los voluntarios de la Cáritas que le llevaban un plato caliente por la tarde. Solamente después de un largo tiempo lograron hacer que les contara su historia: ‘Soy un sacerdote, conozco bien a su Papa, hemos estudiado juntos en el seminario’. Los rumores llegaron a San Juan Pablo II, que escuchó el nombre, confirmó que había estado con él en el seminario y quiso reunirse con él. Se abrazaron, después de cuarenta años, y al final de una audiencia el Papa pidió que lo confesara. Después de la confesión, el sacerdote le dijo al Papa: ‘Ahora te toca a ti’. Y el compañero de seminario fue confesado por el Papa”.

“Gracias al gesto de un voluntario –continuó el Papa–, de un plato caliente, de algunas palabras de consuelo, de una mirada de bondad, esta persona pudo volver a levantarse y emprender una vida normal que lo llevó a convertirse en capellán de un hospital. El Papa lo ayudó, claro, es un ‘milagro’, pero es también un ejemplo para decir que las personas sin hogar tienen una gran dignidad”.

martes, 14 de marzo de 2017

BALANCE DE 4 AÑOS DE PONTIFICADO DEL PAPA FRANCISCO


El balance del Secretario de Estado Vaticano de 4 años de pontificado del Papa Francisco
Por Álvaro de Juana
/ Foto: Lucía Ballester (ACI Prensa)





VATICANO, 13 Mar. 17 / 11:01 am (ACI).- El Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, ha hecho en Radio Vaticano un balance de los cuatro años de pontificado del Papa Francisco al cumplirse este lunes 13 de marzo 4 años de su elección a la Sede de Pedro.

Sobre la “Iglesia en salida” que tanto desea Francisco, el Cardenal asegura que “es un camino largo, progresivo, un camino que, podríamos decir, ha tenido su inicio con el Concilio Vaticano II, el cual el Papa Francisco quiere ser quien lo continúe en su aplicación en la vida de la Iglesia”.

Sobre la insistencia del Pontífice en la misericordia, el Cardenal Parolin señala que “no es tanto un gusto personal del Papa como el centrar la atención sobre el misterio fundamental que es el del amor de Dios”.

“La historia de la salvación no es otra que la historia de la revelación del amor, de la misericordia y de la ternura de Dios frente a la humanidad. Y el Papa nos ha vuelto a llamar a este centro, a esta fuente”.

“El Año de la Misericordia ha sido un ofrecimiento que el Papa ha hecho a la Iglesia para que sea este instrumento de misericordia. Justamente, como él ha dicho, se cierra la Puerta Santa, pero la puerta de la misericordia permanece siempre abierta”.

El Cardenal Parolin señala además que los frutos han sido numerosos. “Muchos cristianos, muchos bautizados, han redescubierto la confesión como sacramento de la misericordia de Dios donde el Señor Jesús nos hace experimentar la misericordia del Padre, el perdón de los pecados y todo su amor hacia nosotros”.

También, prosiguió, es clara “la atención sobre las situaciones de pobreza, de indigencia. El Papa nos ha mostrado con los gestos, sobre todo, este ejercicio de la misericordia que entre otros es también una de las peticiones que nos viene hecha en Cuaresma: la conversión nace del ejercicio de las obras de la caridad fraterna”.

Por otro lado, el documento post sinodal sobre la familia “Amoris laetitia” es “un gran regalo que nos ha hecho” Francisco. “Creo que ha dado un gran impulso, está dando un gran impulso, como escucho también de muchas personas, a la pastoral familiar. Está verdaderamente produciendo frutos de renovación y de acompañamiento de las situaciones familiares, que se encuentran en fragilidad”, dijo el Cardenal.

Sobre algunas críticas hacia el documento, el Secretario de Estado recuerda que “críticas en la Iglesia las ha habido siempre. No es la primera vez que sucede. Creo que el mismo Papa nos ha dado la clave para leerlas: es decir, deben ser críticas sinceras, que quieren construir y entonces sirven para progresar, sirven también para encontrar la manera conjunta de conocer mejor la voluntad de Dios y de aplicarla”.

El Purpurado también habló de la reforma de la Curia que lleva adelante el Papa: “en la historia, el Concilio después lo ha tomado de nuevo, la Iglesia ‘semper reformanda’ (siempre renovándose). Es una dimensión fundamental de la Iglesia la de estar en proceso de reforma, de ‘conversión’, por usar el término evangélico”.

“El Papa nos lo recuerda con insistencia para que la Iglesia sea siempre ella misma, sea cada vez más auténtica, quite esas incrustaciones que se van acumulando en el camino de la historia y resplandezca de verdad como una transparencia del Evangelio”, concluye.

domingo, 12 de marzo de 2017

PAPA FRANCISCO: LA CRUZ NO ES UN ADORNO PARA LLEVAR, SINO EL SÍMBOLO DE LA FE CRISTIANA


Papa Francisco: La cruz no es un adorno para llevar, sino el símbolo de la fe cristiana
 Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 12 Mar. 17 / 06:58 am (ACI).- En sus palabras previas al rezo del Ángelus dominical, el Papa Francisco invitó a los fieles a que en Cuaresma se contemple “devotamente la imagen del crucifijo”, porque no es un adorno más para llevar, sino “el símbolo de la fe cristiana, es el símbolo de Jesús, muerto y resucitado por nosotros”.

“La cruz cristiana no es un utensilio de la casa o un adorno para llevar, sino la cruz cristiana es un recordatorio del amor con que Jesús se sacrificó para salvar a la humanidad del mal y del pecado”, expresó el Santo Padre a los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro.


En sus palabras previas a la oración mariana, Francisco reflexionó sobre el Evangelio del segundo domingo de Cuaresma, que relata el episodio de la Transfiguración del Señor.

Jesús “toma a parte a tres apóstoles: Pedro, Santiago y Juan. Sale con ellos a un monte alto y viene este singular fenómeno: el rostro de Jesús ‘brilló como el sol y sus vestimentas se tornaron blancas como la luz’”.

De este modo, indicó Francisco, “el Señor hizo resplandecer en su propia persona aquella gloria divina que se podía recibir con la fe, en su predicación y en sus gestos milagrosos. Y a la transfiguración le acompaña, sobre el monte, la aparición de Moisés y de Elías, ‘que conversaban con Él’”.

El Papa explicó que “la luminosidad que caracteriza este evento extraordinario simboliza su finalidad: iluminar las mentes y los corazones de los discípulos a fin de que puedan comprender claramente quién es su Maestro”.

Esta luz, dijo el Papa, ilumina toda persona de Cristo, quien quiere preparar a los suyos frente a lo que sucederá en Jerusalén.

“Ahora firmemente en el camino de Jerusalén, donde tendrá que sufrir la pena de muerte por crucifixión, Jesús quiere preparar a los suyos para este escándalo demasiado fuerte para su fe y, al mismo tiempo, anunciar su resurrección, manifestándose como el Mesías, el Hijo de Dios”, señaló.

“De hecho, Jesús se estaba mostrando como un Mesías diferente a lo esperado, a aquel que se imaginaban: no un rey poderoso y glorioso, sino un siervo humilde y desarmado; no un señor de gran riqueza, un signo de bendición, sino como un hombre pobre que no tiene donde reclinar la cabeza; no un patriarca con una numerosa descendencia, sino un célibe sin casa y sin nido”.

“Es realmente una revelación de Dios al revés”, afirmó el Papa, e indicó que “el signo más desconcertante” es la cruz.

“Pero precisamente a través de la cruz, Jesús alcanzará la gloriosa resurrección” y que será definitiva. “Jesús transfigurado en el monte Tabor quiso mostrar a sus discípulos su gloria, no para evitarles pasar por la cruz, sino para indicar a dónde lleva la cruz. El que muere con Cristo, con Cristo resucitará. Y la cruz es la puerta de la resurrección. Quien lucha junto a Él, con Él triunfará”, afirmó.

Francisco dijo que “este es el mensaje de esperanza que la cruz de Jesús contiene, exhortando a la fortaleza de nuestra existencia”.

Por ello, animó a los cristianos para que en este tiempo de Cuaresma, contemplen “devotamente la imagen del crucifijo: es el símbolo de la fe cristiana, es el símbolo de Jesús, muerto y resucitado por nosotros. Nos aseguramos de que la cruz marque las etapas de nuestro camino cuaresmal para comprender cada vez más plenamente la gravedad del pecado y el valor del sacrificio con el que el Redentor nos ha salvado, a todos nosotros”.

“La Virgen ha sabido contemplar la gloria de Jesús escondida en su humanidad. Ella nos ayude a estar con Él en la oración silenciosa, a dejarnos iluminar por su presencia, para llevar en el corazón, a través de las noches más oscuras, un reflejo de su gloria”, concluyó.

lunes, 6 de marzo de 2017

PAPA FRANCISCO INICIA SEMANA DE EJERCICIOS ESPIRITUALES POR CUARESMA 2017


Papa Francisco inicia semana de Ejercicios Espirituales por Cuaresma
Por Álvaro de Juana
 Foto: L'Osservatore Romano



VATICANO, 05 Mar. 17 / 11:07 am (ACI).- Como cada año, el Papa Francisco se ha trasladado en la tarde del domingo a la localidad de Ariccia, a las afueras de Roma, para realizar el tradicional retiro espiritual de Cuaresma junto a miembros de la Curia romana.

Al presidir el rezo del Ángelus, el Pontífice pidió oraciones para la buena marchar de los Ejercicios. “Hace pocos días hemos iniciado la Cuaresma, que es el camino del Pueblo de Dios hacia la Pascua, un camino de conversión, de lucha contra el mal con las armas de la oración, del ayuno, y de las obras de caridad”, dijo desde la ventana del Palacio Apostólico.

“Les deseo a todos que el camino cuaresmal sea rico de frutos; y les pido que se recuerden en sus oraciones de mí y de mis colaboradores de la Curia Romana, que esta tarde iniciaremos la semana de Ejercicios Espirituales”. “Gracias de todo corazón por esta oración que harán”, añadió para terminar.

Poco antes de partir hacia esta localidad, el Santo Padre pidió también oraciones a través de su cuenta oficial de Twitter: "Les pido por favor que, en la oración, se acuerden de mí y de mis colaboradores; hasta el viernes haremos los Ejercicios Espirituales".

Los Ejercicios tendrán lugar en la Casa Divino Maestro y el encargado de impartirlos será el P. Giulio Michelino con el tema “Pasión, muerte y resurrección de Jesús según Mateo”.

Concluirán el próximo viernes 10 de marzo, por lo que la Audiencia General del miércoles 8 ha quedado suspendida junto a las demás actividades del Santo Padre.

Este domingo, el retiro comenzará con una introducción, adoración eucarística y vísperas. Los demás días darán inicio a las 7,30 horas con la Eucaristía. A las 8,30 tendrá lugar la primera meditación y tras el almuerzo será la segunda. El día concluirá con vísperas y adoración eucarística. 

miércoles, 1 de marzo de 2017

PAPA FRANCISCO NOS PIDE VIVIR LA CUARESMA CON EMPEÑO


Papa Francisco: Vive la Cuaresma con empeño porque nadie va al Paraíso en carroza
Por Álvaro de Juana
 Foto: Lucía Ballester / ACI Prensa



VATICANO, 01 Mar. 17 / 05:11 am (ACI).- El Papa Francisco dedicó la catequesis de la Audiencia General a la Cuaresma –que comienza hoy con el “Miércoles de Ceniza”– y subrayó que es un tiempo de esperanza que requiere empeño porque “nadie va al Paraíso en carroza”.

La Cuaresma es “un camino que verdad requiere empeño, como es justo que sea, porque el amor es comprometido, pero un camino lleno de esperanza” y “la dificultad de atravesar el desierto forja una esperanza fuerte”, dijo al recordar el paso del pueblo de Israel por el desierto.  


Francisco explicó que “Cristo nos precede con su Éxodo, y nosotros atravesamos el desierto gracias a Él y tras Él. Él es tentado por nosotros y ha vencido al Tentador por nosotros, pero también nosotros debemos con Él afrontar las tentaciones y superarlas”.


“Esto no quiere decir que Él ha hecho todo y nosotros no debemos hacer nada, que Él ha pasado a través de la cruz y que nosotros ‘vamos al paraíso en carroza’. No es así. Nuestra salvación es ciertamente don suyo y porque es una historia de amor requiere nuestro ‘sí’ y nuestra participación, como nos demuestra nuestra Madre María y después todos los santos”.

Sobre la Cuaresma, el Papa recordó que “fue instituida en la Iglesia como tiempo de preparación a la Pascua, por lo que todo el sentido de este periodo de 40 días toma luz del misterio pascual hacia el que está orientado”.

“Podemos imaginar al Señor Resucitado que nos llama a salir de nuestras tinieblas, y nosotros nos ponemos en camino hacia Él, que es la Luz”. No obstante, “la Cuaresma es un periodo de penitencia, también de mortificación, pero no como fin en sí mismo, sino que termina haciéndonos resurgir con Cristo, renovar nuestra identidad bautismal, es decir, renacer nuevamente ‘de lo alto’, del amor de Dios”.

“El punto de partida es la condición de esclavitud en Egipto, la opresión, los trabajos forzados, pero el Señor no ha olvidado a su pueblo y su promesa: llama a Moisés y, con brazo potente, hace salir a los israelitas de Egipto y los guía a través del desierto hacia la Tierra de la libertad”.

Francisco recordó que el pueblo de Israel permaneció 40 años en el desierto, “el tiempo de vida de una generación”. “Una generación que, de frente a las pruebas del camino, estuvo siempre tentada de querer volver a Egipto. Pero el Señor permanece fiel y esa pobre gente, guiada por Moisés, llega a la Tierra prometida”.

“Todo este camino es hecho en la esperanza: la esperanza de alcanzar la Tierra”, una “salida de la esclavitud a la libertad”, explicó.

“Cada paso, cada cansancio, cada prueba, cada caída, todo tiene solo sentido en el interior del diseño de salvación de Dios, que quiere para su pueblo la vida y no la muerte, la alegría y no el dolor”.

El Santo Padre manifestó que “para abrir esta vía, este paso, Jesús ha tenido que despojarse de su gloria, humillarse, hacerse obediente hasta la muerte y una muerte de cruz”. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...