Mostrando entradas con la etiqueta LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA. Mostrar todas las entradas

martes, 31 de octubre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 31 OCTUBRE


Los Cinco Minutos de María
31 de Octubre




El Himno maravilloso del Magníficat que entonó la Santísima Virgen, alabando la gloria del Señor y agradeciéndole las maravillas que en ella había obrado, viene a ser como la parte del solista, que la humanidad encontró a la Virgen y que ella ejecutó en nombre de todo el coro, en nombre de toda la humanidad, que así agradecía a Dios el haberse hecho hombre para salvar a todos los hombres.

Nuestra Señora del Magníficat epresa la alegría de los pobres, que han vivido la experiencia de un Dios Salvador.


* P Alfonso María

viernes, 20 de octubre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 20 OCTUBRE


Los cinco minutos de María
Octubre 20




Fíjate en la vida de la Virgen María; ella nunca se quejó de que su divino Hijo hubiera tenido que nacer en una cueva y ser acostado en un pesebre, ni de que ella tuviera que vivir como una de las más pobres mujeres de Israel. No se quejó por ver a su Hijo Jesús perseguido por las autoridades y aun condenado a muerte y crucificado para salvar a los hombres.

María aceptó plenamente el plan de Dios, aunque para ella fuera dolorosísimo y humillante. Aceptemos nosotros en todo la voluntad de Dios.

Madre y Señora nuestra, enséñanos a rezar de corazón: “hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo”.


* P. Alfonso Milagro

martes, 17 de octubre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 17 OCTUBRE


Los cinco minutos de María
Octubre 17




María Santísima fue en todo mujer y en todo Madre de Dios; ella no hizo nunca ninguna distinción entre estas realidades, dándonos a nosotros la más hermosa lección de cómo debemos vivir los cristianos nuestra realidad bautismal en la dimensión humana. En nosotros no puede separase el cristiano del hombre, ni el hombre del cristiano.

No existen circunstancias en las que obremos como hombres y no como cristianos o como cristianos y no como hombres.
Nuestra Señora de la fidelidad, concédenos una fidelidad sin fisura ni distinción a nuestra vocación humana y a nuestra vocación cristiana.


* P. Alfonso Milagro 

miércoles, 27 de septiembre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 27 SEPTIEMBRE



Los cinco minutos de María
Setiembre 27



El Espíritu viene sobre María y la vivifica con la vida misma de Dios; así ella recibe su “misión maternal”, es decir, una comprensión más completa de su misión en la historia de la salvación.

Poseyendo el Espíritu, María posee el mismo amor de Dios, que la santifica como su morada, y la dota de la fuerza necesaria para vivir su nuevo compromiso como Madre del Mesías.
Nuestra Señora de los pobres y necesitados, acuérdate de ellos y socorre sus necesidades cotidianas y espirituales.


* P. Alfonso Milagro

martes, 26 de septiembre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 26 DE SEPTIEMBRE


Los cinco minutos de María
Setiembre 26




María, que junto con la comunidad cristiana recibió la efusión del Espíritu de Dios, es la obra maestra del Espíritu Santo; fue él quien la cubrió con su sombra durante toda su vida, infundiendo en ella la fe, la esperanza y la caridad.

Ella es el modelo perfecto del fiel cristiano, ya que se entregó en amor y obediencia fiel para servir a la Palabra de Dios.

María, en su fe virginal y entrega completa al Espíritu Santo, es el prototipo de lo que cada cristiano está llamado a ser.

María, intercede por nosotros para que el Espíritu sea derramado en nuestros corazones a fin de vivir y anunciar el Evangelio de Jesús.



* P. Alfonso Milagro

lunes, 25 de septiembre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 25 SEPTIEMBRE



Los cinco minutos de María
Setiembre 25




Si cuantos nos preciamos de amar a la Virgen nos empeñáramos en imitarla, ofreciendo al mundo la auténtica imagen de María, la del Evangelio, la haríamos atrayente y contribuiríamos a acrecentar su devoción entre los fieles cristianos.

A medida que vayamos comprendiendo en toda su pureza la persona de María, su presencia en el Nuevo Testamento y en la Iglesia hoy, iremos viviendo más a conciencia la grandeza de nuestra vida cristiana.

Nuestra Señora de la luz, enciende en nuestro caminar la antorcha de la fe.


* P. Alfonso Milagro

miércoles, 20 de septiembre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 20 SEPTIEMBRE


Los cinco minutos de María
Setiembre 20



“María es la Virgen oferente, ejemplo para toda la Iglesia en el ejercicio del culto divino.

Bien pronto los fieles comenzaron a fijarse en María, para, como ella, hacer de su propia vida una ofrenda a Dios” (Beato Pablo VI).

“Ofrece tu Hijo, Virgen Sagrada, y presenta al Señor el fondo bendito de tu vientre. Ofrece por la reconciliación de todos nosotros, la víctima santa, agradable a Dios”


* P. Alfonso Milagro

martes, 19 de septiembre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 19 SEPTIEMBRE


Los cinco minutos de María
Setiembre 19



Su opción por Cristo no le hizo a María la vida más fácil; por el contrario, se la complicó: ella llevaba clavada una espada en su Corazón…

Su ejemplo debe hacernos desconfiar de nuestra pretendida devoción, si seguimos tranquilamente instalados, sin preocuparnos de los demás. Nada más opuesto a la verdadera devoción que el apego obsesivo a la comodidad, que nos impide entregarnos a Dios y a los hermanos.

Nuestra Señora del Amén, que abrazaste plenamente la voluntad salvífica de dios, recuérdame tu sí cada vez que deba sufrir por amor.


* P. Alfonso Milagro

lunes, 18 de septiembre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 18 SEPTIEMBRE


Los cinco minutos de María
Setiembre 18



Por un instante la oración creación entera se detuvo y dirigió su mirada a los labios de una doncella de Nazaret. El saludo del ángel de Dios flotaba aún en el aire de aquella primavera inconcebible para la carne, en la que el Dios eterno se haría uno de nosotros.
Todas las potencias celestiales miraron a la débil muchacha y esperaron: no satisfecho Dios con enviar a su Hijo único a morar en la tierra, hombre igual a los hombres en todo menos en el pecado, hace depender su plan de los labios de la joven. ¡Y la joven acepta a Dios en su seno!

Nuestra Señora del Sí, que al pronunciarlo derramaste alegría sobre todo lo que vive, ayúdame a decir siempre “sí” a la voluntad de Dios sobre mi vida.


* P. Alfonso Milagro

sábado, 16 de septiembre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 16 SEPTIEMBRE


Los cinco minutos de María
Setiembre 16


Cada bautizado ha de ser una encarnación de Jesús; este proceso de reproducción de los rasgos de Cristo en nosotros lo realiza el Espíritu mediante la colaboración de María; nadie se ha dejado modelar con tanta perfección  como ella.
Ningún molde mejor para que nosotros vayamos haciéndonos cristianos que el regazo maternal en el que el mismo Espíritu formó la naturaleza humana de Jesucristo.
Virgen purísima, que elevaste siempre los ojos al cielo y juntaste tus manos en oración, haz que mi vida no te pierda de vista, ni a ti, ni a tu cielo.



* P. Alfonso Milagro

viernes, 15 de septiembre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 15 SEPTIEMBRE


Los cinco minutos de María
Setiembre 15



Para dar, es preciso tener; teniendo en cuenta el papel sublime de dispensadora de las gracias concedidas a los hombres, confiado por Dios a María, ¿no convenía que la colmara de los tesoros sobrenaturales más grandes? ¿No era acaso conveniente que la vida divina se derramara plenamente en ella, toda vez que por ella esta vida debía venir a nuestras almas?

Ella es lo que es, para poder darnos a nosotros; cuanto más nos acerquemos a ella por la amorosa devoción, más recibiremos sus gracias.

Virgen y Señora mía, cúbreme con el manto de tu protección y así viviré seguro y feliz.



* P. Alfonso Milagro

lunes, 4 de septiembre de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 4 DE SEPTIEMBRE


Los cinco minutos de María
Setiembre 4




Los sufrimientos que nos trae la vida misma, aceptados de corazón, nos ponen en comunión con Jesús, con María y con todos los hombres que sufren.

María de pie junto a la cruz representa a la humanidad y a la Iglesia. Más aún, porque ella entrega a Jesús al Padre por toda la humanidad, recibe como regalo de su Hijo a toda la humanidad, a los hombres redimidos que atraviesan con dolor la historia y caminan hacia el cielo nuevo y la tierra nueva que surgen de la Pascua del Resucitado.

María, tú comprendiste mejor que nadie el sufrimiento de Cristo y de la humanidad entera; ayúdanos a tomar la cruz para seguir a Jesús y entregar la vida para salvarla.


* P. Alfonso Milagro

miércoles, 10 de mayo de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 10 DE MAYO


Los cinco minutos de María
Mayo 10



María dijo “sí” al enviado de Dios y asumió una vida pobre y humilde, llena de privaciones, y todo el dolor que significaría ser la Madre del Crucificado.

María percibió por la fe que, siendo Madre de Jesús, era la Madre del Mesías, siervo sufriente de su pueblo, con todo lo que eso suponía de dolor, humillación y muerte.

Por la fe, nosotros aceptamos a Cristo, pero debemos cobrar conciencia de que Cristo supone para nosotros sacrificios personales muy dolorosos, negaciones de nuestros gustos y conveniencias, humillaciones muy sentidas, muerte y renuncia a todo lo que no sea Dios.

Si nos abrazamos con Cristo, abracémonos con la cruz de Cristo.
Madre, que eres la omnipotencia suplicante, ruega por nosotros al Padre.



* P. Alfonso Milagro

martes, 9 de mayo de 2017

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 9 DE MAYO


Los cinco minutos de María - por Alfonso Milagro
9 de mayo



Algunas veces se representa a María teniendo a su Hijo Jesús de pie en sus rodillas y mostrándolo así al mundo, como diciendo a los hombres: "Aquí tienen a mi Hijo, que es su Salvador, el único que los puede librar del pecado, causa de todos los males; acudan a Él, a fin de que Él les conceda la salvación que en vano buscan en otros lugares".

Despreocuparse de Cristo es renunciar a la salvación. Buscar la salvación en otro que no sea Cristo es caminar hacia el fracaso más doloroso.

Madre y Señora de toda la creación, preséntala al Padre, para que la salve.

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 8 DE MAYO


Los cinco minutos de María - por Alfonso Milagro
8 de mayo




San Pedro cayó en el pecado de negar al Maestro; pero luego consiguió el arrepentimiento y, tras el arrepentimiento, alcanzó el perdón.

No nos cuesta mucho imaginar que San Pedro acudió a la Madre de Jesús para que ella le alcanzara el perdón de su divino Hijo, y tampoco nos cuesta imaginar el afecto y la ternura con que fue recibido el apóstol pecador, arrepentido y lloroso.

Ese y no otro debe ser el camino que nosotros debemos seguir, si en alguna oportunidad caemos en pecado; no debemos desesperar del perdón, pues conocemos las entrañas de misericordia con que Dios nos espera, pero haremos muy bien en acudir a la Madre del perdón, para que sea ella la que nos presente al divino Redentor.

Madre del amor, suscita en nosotros el arrepentimiento sincero de nuestras culpas.

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 7 DE MAYO


Los cinco minutos de María
Mayo 7



El amor que María tuvo a Dios fue un amor verdaderamente perfecto, porque amó a Dios con toda su intensidad y esa intensidad llegó a tal grado que nunca jamás ningún ser creado pudo ni de lejos igualar.

Ella sola cumplió al pie de la letra el precepto de amar a Dios con todo el corazón, con todas las fuerzas, con toda la mente y con toda el alma.

La medida de nuestro amor a Dios la dará el hecho de amarlo sin medida, sin límites, sin restricciones ni excepciones de ninguna clase.

Como afirma San Pablo, nada nos podrá separar del amor de Cristo: ni el hambre, ni la persecución, ni la muerte, ni ninguna otra cosa; siempre estaremos unidos a Él con los vínculos de la caridad.
Madre de la que hemos recibido el fruto de la vida, que no perdamos esa vida.



* P. Alfonso Milagro

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 6 DE MAYO


Los cinco minutos de María
Mayo 6



“Ciertamente cumplió Santa María con toda perfección la voluntad del Padre y por esto es más importante su condición de discípula de Cristo que la de Madre de Cristo; es más dichosa por ser discípula de Cristo que por ser Madre de Cristo.

Por esto María fue bienaventurada, porque, antes de dar a luz a su Maestro, lo llevó en su seno; llevó en su seno el cuerpo de Cristo; más aún, guardó en su mente la verdad de Cristo.

Cristo es la verdad. Cristo tuvo un cuerpo; en la mente de María estuvo Cristo, la verdad; en su seno estuvo Cristo hecho carne” (San Agustín).

Madre, espejo de todas las virtudes, que sepa mirarme en ti para imitarte.


* P. Alfonso Milagro

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 5 DE MAYO


Los cinco minutos de María
Mayo 5



“No te pido, Madre, el don de las lágrimas, que es angustia disuelta ya en consuelo; que hay también un dolor del pensamiento que tiene una más clara austeridad.

Yo te pido esas claras ideas de mi indignidad, que son como las lentas lágrimas interiores del alma.

Mi corazón, Madre, es un vaso frágil y pequeño y no caben en él las cosas infinitas. Mi corazón está sucio y cansado de tanto amar las cosas; no me sirve para sentir tu angustia callada; para tu angustia, Señora, quiero reservar la intacta y serena amplitud de mi pensamiento” (José María Pemán)
Madre santa, santifica mi vida.


* P. Alfonso Milagro

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 4 DE MAYO


Los cinco minutos de María - por Alfonso Milagro
3 de mayo



A Jesús le agradó presentarse repetidas veces como el Buen Pastor que se preocupa por su ovejas, se desvela y aún muere por ellas.
La piedad cristiana acostumbró también representar a la Virgen María como "la divina Pastora", porque ella también se preocupa por todos los cristianos, que somos "el rebaño" de Jesucristo.
Deja que la divina Pastora te cuide, te busque y te proporcione el alimento espiritual que necesitas; deja que vele por ti y te defienda de los lobos de tus enemigos espirituales; no te alejes de ella, de su protección; incluso no está mal que aspires a ser una de las ovejas regalonas de la divina Pastora.

Madre piadosa, cuida de mi vida y apártala de todo peligro.

LOS CINCO MINUTOS DE MARÍA, 2 DE MAYO


Los cinco minutos de María - por Alfonso Milagro
2 de mayo



Las diferencias que puedan existir entre los hermanos, nadie mejor que la Madre las puede suavizar y aun hacer desaparecer.

Si los cristianos no hemos logrado aún la unidad que nos pide el Evangelio y que hasta el mundo no creyente reclama de nosotros, es porque no hemos tratado de unirnos en nuestra Madre común.
El Concilio ha centrado el culto y la devoción a María en el ministerio de Jesús y de la Iglesia, pueblo de Dios. Cuando peregrinamos bajo la protección consciente de María, caminamos hacia la unidad; todo lo que hagamos por difundir el amor y la devoción a María, según la orientación del Concilio, será siembra de unidad.

Madre y Virgen, que engendraste al Creador, sé tú el punto de unión de Dios y del hombre y de todos los hombres entre si.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...